martes, 19 de noviembre de 2019

Enfermedades que padecen los perros por causa de una mala alimentación


Una alimentación que tiene una calidad muy alta, que se ve equilibrada en muchos factores, y sobre todo que es muy sana, es lo más fundamental para la salud de un perro. Esto es igual que en las personas, abunda mucho ese dicho de “somos lo que comemos”, entonces con las mascotas podríamos decir que pasa exactamente lo mismo.

Aquí tenemos algunas enfermedades para mostrarte, estas se vuelven muy comunes y las sufren los perros, pueden afectar de forma directa al can, dependiendo de la dieta que lleva a cabo.

La obesidad

Se considera a la obesidad como una gran epidemia en nuestros tiempos. Esta es una enfermedad que afecta tanto a los humanos como también a los perritos. Según San Cadilla, se estima, aproximadamente un 30% de los perros que puedes encontrar en España, ha tenido en alguna ocasión en su vida problemas relacionados con la obesidad. En otras palabras, podríamos decir que es una cantidad de aproximadamente unos 1,5 millones de perros.

Los perros que tienen obesidad, también podrían terminar desarrollando artritis, problemas de diabetes, cáncer e hipertensión. Cuando un perro es obeso, su esperanza de vida disminuye de manera considerable.

Pancreatitis

Esta es una enfermedad que nos indica que el páncreas está muy inflamado, esto puede terminar causando que las enzimas digestivas caigan directamente en la cavidad del abdomen. Cuando esto pasa, entonces las enzimas van a tener la oportunidad de poder destruir las grasas, y también otras proteínas, en ciertos casos hasta se destruyen el propio páncreas. Se dice que esta enfermedad se da cuando al perrito se le alimenta con demasiadas grasas.

Piedras en la vejiga

Esto no es algo que siempre se produce de la misma manera, de hecho, podría ser que estén compuestas por diferentes tipos de minerales y hasta de otro tipo de substancias. La mayoría son calcio, fosforo o calcio.

Las piedras tienen tamaño pequeño, sin embargo, con el pasar del tiempo tienen un crecimiento muy grande, el cual termina provocando todo tipo de accidentes urinarios, tenemos por ejemplo cambio de color en la orina, dolor o hasta dificultad para poder orinar.

Si sospechas que tu perrito tiene piedras en la vejiga, entonces deberías de consultar rápidamente con el veterinario.

Dependiendo del cuidado y la calidad de vida que le des a tu perro, así vas a poder notar como te dura más años, y tienes contigo esa fiel compañía que siempre has deseado.