domingo, 17 de febrero de 2019

Mira estos ejercicios básicos y trabaja tus tríceps con mancuernas

Fuente original: https://www.farmaciasanpablo.mx/

Localizado en la zona posterior del brazo, este músculo formado por tres cabezas, contiene un 60/ de la masa muscular del miembro, pero su crecimiento, a diferencia de otros, necesita de un trabajo específico no librado de técnica. Y constancia. Mucha constancia.

La razón no es otra que la gravedad. El tríceps branquial, a su vez hay el espinal y el sural, se trata de un músculo extensor del brazo que se emplea en función de la gravedad por lo que es difícil que se ejercite de forma natural como sí pasa con el bíceps braquial, su antagonista.

La relevancia del tríceps

La verdad es que nos solemos olvidar del tríceps en formación por otros músculos aparentemente más expuestos de nuestro cuerpo, pero conviene no menospreciar su relevancia porque, aparte de ayudar a extender el brazo y prevenir un infarto, posiciona la articulación en el codo, factores básicos para cualquier empleo de fuerza del tren superior.

Al momento de ejercitar el bíceps, es conveniente un mínimo de supervisión al iniciar para realizar los ejercicios con un estilo depurado sin olvidarnos de la relevancia de hacer estiramientos previos, con el fin de estirar el cuerpo y evitar complicaciones mayores.

De forma cómoda desde del hogar

Si vas con frecuencia a un gimnasio o tienes en tu hogar las máquinas adecuadas con poleas y barras, la diversidad de ejercicios de los que tienes la posibilidad de ejecutar es amplia.

Dependiendo del peso corporal, podrás medir la salud, vas a ejercitar en menor o mayor grado la musculatura, pero no desees ir más allá de tu límite si te encuentras empezando. De la misma forma, lo aconsejable es una etapa inicial de calentamiento es realizar dos series de 15 repeticiones al menos en dos oportunidades por semana.

Aumenta las repeticiones, sesiones y series paulatinamente, siempre bajo la función y supervisión de tu mejora.

Estiramiento de tríceps a dos brazos y a uno

Empieza el ejercicio parado y mantén la mancuerna con las dos manos, detrás de tu cabeza. Intenta que las partes superiores de los brazos hagan un ángulo recto. A continuación, sube la mancuerna hacia arriba por encima de la cabeza, y luego de un pequeño periodo de tiempo, regresa a la posición del principio. Tienes que hacer el ejercicio con firmeza.

La alternativa con un brazo es muy parecida, aunque notablemente vas a trabajar con una única pesa.

Patada de burro

Para este ejercicio requieres un banco. Pon la rodilla y la mano del lado que no vayas a desarrollar sobre sobre él y toma la mancuerna con la otra mano (la palma señalando hacia el cuerpo) haciendo un ángulo recto. A continuación, estira el codo hacia atrás y regresa a la posición del principio. Es de importancia que tengas firmemente la zona superior de los brazos para una mayor eficacia.

Press francés

Colócate boca arriba sobre el banco con las piernas en el piso. Mantén las mancuernas con los brazos alineados con los hombros en un ángulo derecho, justo por arriba de tu pecho, con las palmas de las manos frente a frente. Empuja hacia encima las pesas hasta extender casi completamente el brazo y regresa a la posición del principio.