lunes, 18 de febrero de 2019

Luce una cintura de avispa haciendo estos cuatro ejercicios


Mantener la cintura en movimiento te ayudará a conservar la flexibilidad de tus laterales. El limpiaparabrisas es una forma sencilla de quemar grasa y tonificar en solo 60 segundos

Es usual hacer un collage mental de las partes que más admiras de las celebridades. Parte de ese rompecabezas, lo compone la cintura de Krissy Cela muy popular en el mundo fitness. Luce una cintura de avispa haciendo estos cuatro ejercicios que ella incluye en su rutina.

El banco para hacer abdominales de tu gym será tu mejor aliado. ¡Toma nota para que te pongas manos a la obra para tonificar tu cuerpo!

Luce una cintura de avispa haciendo estos cuatro ejercicios

Recuerda que es vital mantener los laterales flexibles, acompañar las rutinas con una alimentación balanceada y una excelente hidratación. ¡Anímate a trabajar por la cinturita de ensueño que quieres!
Cela aconseja hacer máximo 4 repeticiones, sin descansos entre ellas. Aunque puedes comenzar descansando poco hasta que te acostumbres.

¡Realiza abdominales inclinados!

Ponte en pie separa las piernas bastará con que bajes a los lados. Ponle un plus de esfuerzo agregando una mancuerna. Hazlo por medio minuto por cada flanco.

Alzamiento en forma de uve.

Siéntate en la orilla del banco con tus piernas extendidas y apoyando los antebrazos. Alza tus piernas hasta que formes una uve. Cela recomienda que lo hagas por 60 segundos, te permitirá trabajar la parte inferior de tus abdominales.

Simula un limpiaparabrisas.

Ubícate en el piso, la postura inicial simulará una uve. Luego, bastará con que evites el banco para hacer abdominales siempre teniendo las piernas firmes, juntas y rectas. Es un ejercicio muy completo que lleva solo 60 segundos realizar.

¡Anímate con la plancha lateral con descenso!

Ponte en posición diagonal al piso. Apoya tu antebrazo encima del banco como acostumbras a hacer con planchas laterales. Empieza a bajar y regresar a la postura del inicio.
Con medio minuto bastará. Vigila que tus piernas permanezcan alineadas con tu torso y firmes.

Otros ejercicios para complementar

Para una cinturita de avispa mantén la flexibilidad de los laterales de tu torso. Procura que estén constantemente en movimiento la torsión del tronco es espectacular.

Consiste en extender todo tu lateral como si intentases tomar algo que está muy elevado. Puedes hacerlo aun estando sentada, solo tendrás que estirar tu brazo hacia el piso. Repite el estiramiento en ambos flancos durante el día, tanto como puedas.

¡Lleva tus rodillas a la altura de tu codo!

Estando parada, ubica tus manos sosteniendo tu cabeza con las piernas ligeramente separadas. Luego levanta tu rodilla hacia el codo de ese lado. Repite intercalando ambos laterales.

Puedes hacerlo tumbada con la cara hacia el techo, como abdominales aéreos. ¡Verás cómo fortaleces tus abdominales de forma increíble!

Giros horizontales.

Este ejercicio también te facilita mover con regularidad tu cintura. Realiza giros horizontales, es decir, rotando para mirar atrás de ti pero dejando fija la cadera.

Otra opción es hacerlo apoyando tus manos en la cadera, con una barra o una banda elástica.

domingo, 17 de febrero de 2019

Mira estos ejercicios básicos y trabaja tus tríceps con mancuernas

Fuente original: https://www.farmaciasanpablo.mx/

Localizado en la zona posterior del brazo, este músculo formado por tres cabezas, contiene un 60/ de la masa muscular del miembro, pero su crecimiento, a diferencia de otros, necesita de un trabajo específico no librado de técnica. Y constancia. Mucha constancia.

La razón no es otra que la gravedad. El tríceps branquial, a su vez hay el espinal y el sural, se trata de un músculo extensor del brazo que se emplea en función de la gravedad por lo que es difícil que se ejercite de forma natural como sí pasa con el bíceps braquial, su antagonista.

La relevancia del tríceps

La verdad es que nos solemos olvidar del tríceps en formación por otros músculos aparentemente más expuestos de nuestro cuerpo, pero conviene no menospreciar su relevancia porque, aparte de ayudar a extender el brazo y prevenir un infarto, posiciona la articulación en el codo, factores básicos para cualquier empleo de fuerza del tren superior.

Al momento de ejercitar el bíceps, es conveniente un mínimo de supervisión al iniciar para realizar los ejercicios con un estilo depurado sin olvidarnos de la relevancia de hacer estiramientos previos, con el fin de estirar el cuerpo y evitar complicaciones mayores.

De forma cómoda desde del hogar

Si vas con frecuencia a un gimnasio o tienes en tu hogar las máquinas adecuadas con poleas y barras, la diversidad de ejercicios de los que tienes la posibilidad de ejecutar es amplia.

Dependiendo del peso corporal, podrás medir la salud, vas a ejercitar en menor o mayor grado la musculatura, pero no desees ir más allá de tu límite si te encuentras empezando. De la misma forma, lo aconsejable es una etapa inicial de calentamiento es realizar dos series de 15 repeticiones al menos en dos oportunidades por semana.

Aumenta las repeticiones, sesiones y series paulatinamente, siempre bajo la función y supervisión de tu mejora.

Estiramiento de tríceps a dos brazos y a uno

Empieza el ejercicio parado y mantén la mancuerna con las dos manos, detrás de tu cabeza. Intenta que las partes superiores de los brazos hagan un ángulo recto. A continuación, sube la mancuerna hacia arriba por encima de la cabeza, y luego de un pequeño periodo de tiempo, regresa a la posición del principio. Tienes que hacer el ejercicio con firmeza.

La alternativa con un brazo es muy parecida, aunque notablemente vas a trabajar con una única pesa.

Patada de burro

Para este ejercicio requieres un banco. Pon la rodilla y la mano del lado que no vayas a desarrollar sobre sobre él y toma la mancuerna con la otra mano (la palma señalando hacia el cuerpo) haciendo un ángulo recto. A continuación, estira el codo hacia atrás y regresa a la posición del principio. Es de importancia que tengas firmemente la zona superior de los brazos para una mayor eficacia.

Press francés

Colócate boca arriba sobre el banco con las piernas en el piso. Mantén las mancuernas con los brazos alineados con los hombros en un ángulo derecho, justo por arriba de tu pecho, con las palmas de las manos frente a frente. Empuja hacia encima las pesas hasta extender casi completamente el brazo y regresa a la posición del principio.